“Atenta contra la independencia de la justicia”

“Atenta contra la independencia de la justicia”

El Tribuno, Jujuy entrevista a LEANDRO DESPOUY –

El presidente de la Auditoría General de la Nación (AGN) estuvo participando la noche del lunes del debate sobre “La reforma judicial: sus efectos en la independencia del Poder Judicial y en los derechos de las personas” que se realizó en un hotel de calle Belgrano.

"Atenta contra la independencia de la justicia"

 

¿Es importante continuar escuchando las opiniones de todos los ciudadanos sobre la reforma judicial?

Es muy importante y se ve el interés de las personas por su buena participación, hoy vinieron representantes del medio judicial y abogados.  Esto resulta alentador porque hay muchas coincidencias en las opiniones de las personas, las mismas se denotan cuando uno va recorriendo el país y escucha las preocupaciones que han expresado los distintos actores y coinciden gratamente. Todas señalan  que con esta reforma se está poniendo en peligro no sólo la independencia de la justicia, sino las bases mismas de la república. Además no existe  ninguna exposición que pudiese tranquilizarnos  porque se ve  un futuro alarmante.

¿Por qué se ve un futuro alarmante?

Cada uno de los aspectos que toca la ley implica el atentado de la independencia de la justicia, al sistema republicano y además al sistema electoral mismo. Es muy probable que la justicia se pronuncie próximamente, declarando inconstitucionalidad de algunas  de las clausulas más importantes de la ley. Sería alentador que a la luz de estas reacciones  o comportamientos la Presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner vete esta ley. Aunque esto parece dudoso porque ha persistido,  pero no hay ninguna duda que la ciudadanía  y el medio jurídico está realmente muy preocupado por esta ley.
Desde el Gobierno Nacional se denomina a esta  ley  como democratización de  la reforma judicial ¿Utilizan bien el término democratización?

Yo creo que fundamental mente esta ley  atenta contra la independencia de la justicia y esto es  muy grave porque el sistema de nombramiento de elección de los nuevos consejeros al Consejo de la Magistratura es francamente  inconstitucional, ilegal y va a generar una  transformación  convirtiéndolo en un verdadero campo de batalla, en un organismo totalmente politizado y desnaturalizar la función y el motivo por el cual fue creado. Esto es una decisión, una reforma que agravia el sistema interamericano y sistema internacional de protección de los derechos de los jueces y abogados.
¿Esta reforma beneficiaría al oficialismo?

Tiene ese  propósito de beneficiar al Gobierno pero tengo la impresión de que el resultado de esto no va a ser un instrumento idóneo para subsistir y que puedan lograr vigencia dentro de la democracia, ya que ha nacido con muchas dificultades y grandes problemas para su implementación. Creo que va a fracasar, pero lo que me parece  grave es que va a ser un enorme costo para la democracia, para la República y para la independencia de la ciudadanía.

¿Por qué señala que fracasaría la implementación de esta ley?

Porque no se puede crear un organismo político para cumplir la función  que cumplen los organismo políticos como en la designación de los jueces, ya el sistema anterior del año 53 que cambió  la nueva constitución trató de establecer un organismo técnico sobre todo para seleccionar quienes podían se r jueces y ese era el rol que jugaba el Consejo de la Magistratura.   Ahora se ha desvirtuado esa función con una politización extrema, también se ha politizado la remisión  y la destitución de los jueces brindándole a un organismo político la capacidad para  acusar y  para suspender a los jueces. Como  un instrumento que va a afectar radicalmente y fundamentalmente el desempeño de la justicia va a ser un  instrumento de amenaza al desempeño de los jueces y no un instrumento  al servicio de la independencia de la justicia. De esta manera se crea un elemento de distorsión  de coacción al desempeño de la justicia. Los jueces serán acusados y se transformarán  en una persona enjuiciada,  esta reforma le da al Consejo de la Magistratura la posibilidad de poner en jaque a cada juez es por eso que no me parece viable.

Nota Publicada en el Tribuno de Jujuy

 

Despouy: “Hace tres años que la ONU observó ya a la Argentina”

Despouy: “Hace tres años que la ONU observó ya a la Argentina”

El ex relator de las Naciones Unidas dice que el Gobierno desoyó advertencias del organismo

Por Paz Rodriguez Niell  | LA NACION

 

El presidente de la Auditolanacionría General de la Nación (AGN), Leandro Despouy, precedió como relator especial de la ONU para la independencia judicial a la brasileña Gabriela Knaul, que la semana pasada hizo un informe lapidario contra el Gobierno por la reforma judicial que impulsa . Ayer, él la defendió. Dijo que la relatora siguió los procedimientos habituales para su informe y afirmó: “La Argentina ya había sido advertida, pero desoyó a las Naciones Unidas”.

Despouy explicó que en 2010 el Comité de Derechos Humanos de la ONU elaboró un documento con observaciones al gobierno argentino en el que cuestionaba la última reforma del Consejo de la Magistratura y pedía que se evitaran “situaciones de control del Ejecutivo sobre este órgano” que selecciona y controla a los jueces. “El Gobierno, lejos de escuchar lo que le dijeron estos expertos del mundo, mantuvo aquella ley y ahora agrava la situación con este nuevo proyecto”, afirmó. Despouy advirtió además que ese documento incluía una mención a las medidas cautelares. “Llamaba a reforzarlas, no a limitarlas”, dijo.

-¿Cómo se inició esta investigación de la relatora?

-Siempre se inician por quejas o por denuncias que se reciben en la relatoría o en otras dependencias de las Naciones Unidas, que las derivan. Sé que en este caso hubo múltiples quejas que llegaron desde la Argentina, América latina y otros países del mundo. Los jueces están muy organizados a nivel internacional.

-¿Cuáles fueron esas organizaciones que denunciaron?

-Los relatores no revelamos la fuente, salvo que la propia fuente lo haga. Sé que de la Argentina hubo presentaciones de la Asociación de Magistrados, de ACIJ, de Cippec, de Nuevos Derechos del Hombre, de ADC, y también de muchas organizaciones internacionales, como Human Rights Watch. Dieron cuenta de eso en sus páginas web.

-¿Usted fue una de sus fuentes? Un comunicado de la Cancillería parece aludir a usted cuando se queja de que las críticas de la relatora coinciden con las de la UCR, su partido.

-Eso es desconocer la función de los relatores. Organizaciones internacionales me consultaron y las remití a las nacionales, les dije que tenían información muy avanzada. No me comuniqué con la relatora personalmente. Somos profundamente independientes. Sin dudas ella lo es. Obró conforme a los procedimientos de las Naciones Unidas con total regularidad. Se hacen cientos de observaciones como ésta. Como relator, yo integré el primer grupo que denunció las torturas en Guantánamo cuando Bush era la persona más poderosa del mundo.

-El canciller Héctor Timerman le reprochó que ella hubiera hecho su reporte sin esperar la respuesta de la Argentina.

-Existen diferentes intervenciones. Están las consultas a los Estados por quejas sobre posibles violaciones y el llamado urgente, que se aplica cuando se está produciendo una violación o es inminente, como cuando se está tratando una ley que viola el orden internacional. Ella obró dentro de un mecanismo muy claro: envió las preocupaciones, y como el Gobierno igual llamó a sesionar para el martes, hizo su advertencia. No obró en forma intempestiva y no es la primera advertencia. Por eso, lo importante es no debatir con Timerman, evitar esa cortina de humo. Lo importante es qué va a pasar en la Casa Rosada y el Parlamento frente a esta nueva alerta de la comunidad internacional, ¿van a seguir adelante igual?

-¿Qué advertencias hubo antes?

-En marzo de 2010, en Nueva York, el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas elaboró un documento con observaciones al gobierno argentino. Expresó su preocupación por la reforma anterior del Consejo. Dijo que el Estado debía tomar medidas para hacer efectivo el equilibrio que prevé la Constitución y que había una marcada representación de los órganos políticos allegados al Poder Ejecutivo. Que había que evitar situaciones de control del Ejecutivo sobre este órgano. Lejos de escuchar, el Gobierno mantuvo aquella ley y ahora agrava la situación con este nuevo proyecto. También se le pidieron, en referencia a tantos detenidos con prisión preventiva, medidas urgentes y un mayor recurso a las medidas cautelares. O sea que ya hubo una mención de las cautelares. Llamaba a reforzarlas, no a limitarlas.

-¿Es habitual que un Estado reaccione como la Argentina?

-No. Yo intervine en Venezuela por los jueces subrogantes y la reacción de Chávez fue negativa. Decidió retirarse del sistema interamericano. Pero en otros países, como Italia, la reacción fue muy positiva: el presidente vetó una reforma constitucional. En el caso de Bush, por Guantánamo, nos enfrentó, pero nunca en los términos de la Argentina..

“Los corruptos en el Gobierno quieren arrasar con todo”

“Los corruptos en el Gobierno quieren arrasar con todo”

Comparto con ustedes una entrevista del diario ABC de Paraguay

Todos los organismos de control del estado, fueron destruidos o anestesiados en la Argentina. El gobierno de Cristina Kirchner intentó dar un manotazo al último contralor que existía, a cargo del politólogo internacional Leandro Despouy. La oposición alistó filas para defender uno de los últimos bastiones que restan del monopolio kirchnerista. En esta entrevista, Despouy, como otros defensores de la democracia y la libertad, afirma que la corrupción busca arrasar con todo.

Leandro Despouy, auditor general de la República Argentina, zafó de una amenaza de ser

destituido por sus investigaciones de las instituciones oficiales. / ABC Color

–¿Cómo logró capear ese intento del Gobierno (de Cristina Kirchner) de destituirlo?

–Todos los organismos de control del Estado han sido destruidos o anestesiados. Una de las cosas que más me han sorprendido –y que ha sorprendido a todos– es la repercusión internacional que ha tenido el intento del oficialismo de destituirme.

–La Argentina está en el candelero internacional siempre, especialmente ahora. ¿Es un acoso? ¿Qué busca el Gobierno?

–Estoy sorprendido por el interés de tantos países. Tengo una vinculación histórica con el pueblo paraguayo. Podría ser comprensible una actitud solidaria, pero no pensé que iba a tener una repercusión tan grande mi destitución. Fue una medida completamente arbitraria. Una comisión del parlamento de mayoría oficialista se atribuyó facultades en nombre de la mayoría para destituirme

–¿Cuáles son los motivos que alegaron?

–Dicen que desde hace dos años no soy más auditor de la Nación. Esgrimieron una cuestión reglamentaria interna; ninguna objeción legal.

–¿Por qué no pueden hacerlo?

–El cargo de auditor general pertenece a la oposición, porque ejerce el control externo del Estado. Controla al oficialismo. Vale decir, el cargo le pertenece al (principal) partido de oposición. Por lo tanto, esa comisión no tiene ninguna facultad para pronunciarse y destituir a una autoridad constitucional. Tampoco las tiene el Congreso. A mí no me designa el Congreso. Me designa la oposición.

–¿Qué iba a significar su destitución?

–Un intento de golpe de Estado institucional para destruir el único órgano de control objetivo del Estado, no dependiente del Ejecutivo que está vigente. Todos los otros órganos de control han sido totalmente destruidos.

–¿Por el gobierno de Kirchner? ¿Cuáles?

–Destruyeron la Sigen, el órgano de control interno del Estado, que designa el Ejecutivo. Nunca hizo una observación. Está totalmente anulado. La Oficina Anticorrupción, que es otro organismo, tampoco funciona. Pusieron ahí a personas adictas al Gobierno. No se conoce que haya hecho algún tipo de observación. En la fiscalía, prácticamente obligaron a renunciar al titular. Lo descabezaron. Nunca permitieron que se nombrara al Defensor del Pueblo.

–¿El único que quedaba es usted?

–Lo único que quedaba era la Contraloría. Me querían sacar, pero no me fui. Tuve el respaldo de la Unión Cívica Radical, de todas las fuerzas de la oposición. Ellos ratificaron su voluntad de mi continuidad.

–¿A qué se debe el ataque? ¿Qué buscan?

–La auditoría viene realizando investigaciones sobre hechos que comprometen seriamente a las autoridades del Estado.

Ver entrevista completa

 

 

Entrevista a Leandro Despouy en Página/12 sobre el caso de Assange y el asilo político

Entrevista a Leandro Despouy en Página/12 sobre el caso de Assange y el asilo político

“El Reino Unido tiene que conceder el asilo completo”

El presidente de la AGN fue refugiado político y es experto de Naciones Unidas en derechos humanos. No tiene dudas: el tema de fondo es el asilo integral en resguardo de Assange y de la libertad de expresión. Por eso debe ser autorizado a viajar de Londres a Quito.

Por Martín Granovsky

El Foreign Office dijo que el Reino Unido no tiene obligación de conceder asilo y privilegió, en cambio, lo que definió como una obligación de cooperar con la Justicia sueca. Consultado por Página/12, Leandro Despouy afirmó que “el asilo es un principio del derecho internacional y que tiene dos costados, uno diplomático y uno territorial, pero debe concederse de manera completa por parte de un país democrático”.

–¿Qué es asilo diplomático y qué es el asilo territorial?

–El asilo diplomático consistiría en los beneficios que Ecuador ya concedió a Assange y las condiciones en que está alojado. Assange está dentro de la protección diplomática de la que goza la embajada ecuatoriana en Londres. No puede ser sacado de allí, como no puede ser vulnerada la intangibilidad de la sede diplomática ni de sus diplomáticos.

Ver nota completa

“La corrupción es un daño directo a la gente”

“La corrupción es un daño directo a la gente”

Entrevista a Leandro Despouy en La Nación, suplemento Enfoques, Domingo 14/08/2011

Leandro Despouy

Por Ricardo Cárpena

Probablemente sea una de las tantas cosas que en otras partes del mundo podrían hacer tambalear a un gobierno, pero que en nuestro país forman parte del paisaje político cotidiano: hay un organismo que asiste al Congreso de la Nación en el control de las cuentas públicas, como la Auditoría General de la Nación (AGN), al que el propio Estado le niega la información necesaria para cumplir con su tarea, hasta tal punto que la Justicia debió intervenir para quebrar esa insólita negativa.

Leandro Despouy, titular de la AGN desde marzo de 2002, tiene una visión poco benévola de las verdaderas intenciones oficiales en materia de rendición de cuentas y de lucha por la transparencia de las decisiones oficiales: “Este es un gobierno con vocación por la oscuridad”, advierte a Enfoques.

 

Entrevista completa y video aquí